Cruzando fronteras

En México el tema de la migración se centra en los paisanos que cruzan la frontera hacia Estados Unidos y su peregrinar para llegar a suelo yanki, pero rara vez en este país se habla de los migrantes centroamericanos (de Guatemala, Honduras, Belice, El Salvador, Panamá, Nicaragua, Costa Rica) y la odisea de atravesar dos o más fronteras.

Justo al lado del vecindario donde resido, hay unas vías de tren de carga, pasa al menos dos veces por día, pero es una ruta muy común para migrantes centroamericanos; en este punto se podría decir que llevan la mitad del camino, debo decir que ahora vivo en Guadalajara, Jalisco.

Para muchos de ellos, la frontera más complicada y más peligrosa es la mexicana, atravesar territorio azteca es toda una travesía. Y tristemente no todos cuentan con la suerte de llegar a pisar el suelo del sueño americano, si bien en algunos casos son deportados enseguida, en otros, sufren penurias, discriminación, abuso, dolor, sufrimiento y hasta la muerte.

En un cruce de las vías del tren, que transito casi a diario, hay migrantes pidiendo ayuda económica o algún alimento. Un día les entregué la comida que acababa de comprar, creí que no me la aceptarían, para mi sorpresa la recibieron con mucho agradecimiento. Y me he dado cuenta que todavía hay conciudadanos de buen corazón, he visto como les entregan comida, agua, ropa, todo sea para que lleguen a su destino sanos y salvos. Pero eso no es suficiente.

En porcentajes, no sé cuántos sean los que puedan cruzar México exitosamente y cuántos otros no tenga esa suerte. Hasta hace un par de años yo no entendía el concepto de migración y mis conocimientos al respecto se limitaban a ideas muy preconcebidas y con vergüenza, debo admitir, muy ignorantes.

No estoy diciendo que ahora me he vuelto un experto en la materia pero ahora simpatizo y entiendo el por qué de su decisión.

El tomar la determinación de residir en otro país (legal o ilegalmente) es muy valiente pero la manera en la que lo hacen ellos la considero muy audaz.

Poco alcanzo a comprender cómo se ha de sentir cruzar un país con el único objetivo de llegar a otro para mejorar tu condición de vida. Que lo único que tengas en mente sea una meta, cruzar esa peligrosa frontera, esquivar los obstáculos —llámense monetarios, sociales, políticos—, pasar penurias, padecer hambre, sufrir hostigamiento y discriminación. Buscar algún claro donde descansar para seguir avanzando después y perseguir esa “Bestia” que atraviesa de sur a norte y que te llevará a la tierra prometida.

Que esos coches de ferrocarril llevan cargamento de cualquier tipo, del que es tangible y, también, del que no se toca, sólo el que imaginas, ese que representa tu meta, ese que has soñado por mucho tiempo, el que te hace continuar, porque te recuerda tu tierra y toda la gente que has dejado atrás, porque quieres que tanto ellos como tú vivan mejor, porque sientes que es tu derecho, ese que te han ocultado y te han hecho creer que no mereces, y que sabes que creer que mereces algo mejor no te hace peor o menos persona.

Y que esos rieles representan el trayecto que has planeado y que cuando silba el tren, es el sonido de tu futuro el que anuncia que cada vez estás más cerca, te anuncia que vayas con cautela que le tengas respeto a esa “Bestia” pero que no le temas que ella te llevará a tu destino.

Es muy inocente esperar a que nuestros gobiernos de tercer mundo reaccionen ante su falta de acción para su pueblo. Porque patéticamente han preferido que su gente migre y que otro gobierno se encargue de su bienestar social.

Dedico este texto –y esta melodía de Ozzy Osbourne, pues, porque se me hincha el huevo– a todos los hermanos centroamericanos y mexicanos que valerosamente arriesgan su vida en búsqueda de su felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s