Guadalajara

¡Guadalajara! ¡Guarda la jarra!

Pues esta es la primera de muchas líneas que escribiré después de este nuevo cambio en mi vida (espero).

Después de casi un año radicando en una ciudad que me dio y aportó demasiado sin que lo esperara y que honestamente no le tenía entusiasmo ni fascinación por radicar ahí.

Lo que esta metrópoli me dio fue una bocanada de aire a mi personalidad y a mi vida, francamente no esperaba un cambio, no esperaba nada en y de esta ciudad.

Lo que me dio fue amistades efímeras y profundas, espontáneas y superficiales, (más…)

Anuncios